La leucemia, también conocida como cáncer de la sangre, es una enfermedad maligna que afecta el sistema sanguíneo. Es el cáncer más común en niños menores de 15 años y representa aproximadamente un tercio de todos los tumores infantiles. El número de casos de leucemia aumenta cada año. La detección tradicional de la leucemia implica análisis de sangre seguidos de una biopsia de médula ósea, lo que puede llevar mucho tiempo y ser subjetivo debido a que depende de la interpretación que haga una persona de la citología. Este proceso suele tardar entre 3 y 6 semanas. Ahora, una nueva plataforma de diagnóstico molecular de leucemia ofrece 12 pruebas de diagnóstico molecular especializadas en diagnóstico temprano de leucemia, guía de tratamiento y monitoreo de ERM (enfermedad residual mínima).