Asociaciones de pacientes de hepatitis C alertan: la sanidad pública les niega el acceso a un fármaco que puede salvar la vida de 5.000 enfermos en riesgo de muerte. Encierros, protestas, denuncias públicas… Urgencia extrema por contar con un medicamento, Sovaldi, de la empresa Gilead, para el abordaje de determinados grupos de afectados. El fármaco, que era muy caro, todavía tardaría unos meses en ser financiado por el Ministerio de SanidadCuando ocurrió, supuso una auténtica revolución. Casi una década después, uno de los hepatólogos más reputados en el estudio y tratamiento de las hepatitis virales, el doctor Javier García-Samaniego Rey, muestra a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA su satisfacción: España es el primer gran país del mundo que podría eliminar la hepatitis C. Su esperanza, que sea en 2024. «Un hito», admite el jefe de sección de Hepatología del Hospital Universitario La Paz de Madrid.